Desde Tenerife, Blog especializado en psicología infantil. Opiniones, investigaciones, curiosidades, consejos y todo lo relacionado con la psicología infantil.

sábado

LA DISLEXIA, UN PROBLEMA CON SOLUCIONES

La Dislexia, es la denominación de una serie de dificultades a la hora de adquirir y mantener aquellas habilidades lingüísticas asociadas a la lecto-escritura, especialmente a la discriminación fonológica, decodificación visual, memoria a corto plazo, percepción y secuenciación. Los niños con este problema, presentan problemas en el deletreo, en análisis y síntesis auditivo, así como en la traducción fonema grafema y grafema fonema (al niño le cuesta “traducir” lo escrito a lenguaje oral y a la inversa).
Esta dificultad repercute lógicamente, de forma negativa, en el aprendizaje de la lectura y escritura, destacado los errores en la ortografía.
No existe un acuerdo en cuanto a causas y tratamiento a pesar de ser uno de los problemas más estudiados.
Se suelen describir dos tipos de dislexia, dependiendo del síntoma o señal que muestre el niño de forma predominante:
1.La dislexia visual o superficial: digamos que es la que produce errores al leer palabras no habituales o conocidas, ya que el niño las leerá como una palabra que si conozca, con el consiguiente fallo. Si al niño le ponemos una palabra como C A N I O N (una palabra inventada) probablemente lea C A M I Ó N.
Uno de los síntomas más frecuentes es la confusión de ciertas letras con una similitud morfológica y fonológica como por ejemplo la “ d “ con la “ b “, la “ p “ con la “ q “, la “ b “ con la “ g “, la “ n “ con la “ m “; la “ d “ con la “ p “.
2.La dislexia fonológica: en este caso el problema se produce porque el niño utiliza fundamentalmente la ruta fonológica, y el problema se produce en palabras homófonas, es decir, en aquellas palabras cuya escritura no se corresponde de forma directa con su pronunciación. Al ser el castellano una lengua “transparente”, este problema solo se observará con los anglicismos (palabras de raíz y origen Inglés, usadas en el castellano).

También se pueden distinguir tipos de dislexia según su momento de aparición, ya que si es secundaria a un accidente o lesión cerebral, se denominará dislexia adquirida, y si se produce desde el momento en que se empieza a adquirir la lectoescritura, entonces se le denomina dislexia evolutiva.
¿Que hacer en el caso de que sospechemos que nuestro hijo/a puede estar teniendo un problema de Dislexia?. Antes de nada, y como siempre les aconsejo, MANTENGAN LA CALMA. Los niños, especialmente al principio de su aprendizaje, y si además estan tensos con ello, pueden comenter frecuentes errores como los que he mencionado. Esto no quiere decir que se sigan produciendo para siempre, y lo habitual es que el niño conforme avanza su aprendizaje, vaya mejorando y cometiendo cada vez menos errores.

Seguramente, el problema, si lo és, se detecte en primer lugar en la escuela, por lo que, si en el centro escolar del niño hay servicio de orientación, ellos evaluaran las dificultades del alumno. Es conveniente en cualquier caso, el trabajo de las dificultades, con materiales adecuados para ello, como algunos de los que aparecen en las fotografías de la entrada (PICHEN AQUÍ para ir a la editorial y ver el catálogo). En estos materiales se trabaja la conciencia fonológica, la segmentación silábica, el reconocimiento grafémico, y todos los contenidos necesarios para una correcta adquisición de las habilidades de lecto-escritura. Trabajo con materiales adecuados y a ser posible jugando (les recomiendo, por supuesto, nuestro PUZZLE FONÉMICO, creo que posiblemente es uno de los materiales mas sencillos y efectivos que existan para esto), y mucha paciencia, tranquilidad, constancia y cariño. Esa es la fórmula para que el niño avance y supere el problema.
Importante: nunca contrariar la preferencia de mano a la hora de trabajar. Si el niño prefiere trabajar con la izquierda hay que dejar que lo haga, ya que de lo contrario podemos estar dificultando su proceso de lateralización.

No hay comentarios: