Desde Tenerife, Blog especializado en psicología infantil. Opiniones, investigaciones, curiosidades, consejos y todo lo relacionado con la psicología infantil.

miércoles

¿COMO LE EXPLICO A MI HIJO/A QUE ME VOY DE CASA?. EL DIVORCIO Y LOS NIÑOS

Esta pregunta es recurrente en los casos de separación y divorcio. Como padres nos preocupa mucho el como pueden encajar nuestros hijos un cambio de vida de tal envergadura. Ahora bien, es muy importante tener en cuenta que en toda esta situación la preocupación, la angustia y la incertidumbre es totalmente nuestra y con total probabilidad está influyendo en como vemos y pensamos todas las circunstancias pasadas, presentes y futuras. Por supuesto esta influencia se extiende también a como vemos el futuro de nuestros hijos. Con esto quiero decir que debemos tener en cuenta que nuestros temores y angustias son eso mismo, nuestros. Técnicamente, si conseguimos tomar distancia y ver las cosas en perspectiva, para nuestros hijos lo único que sucede es que se dará un cambio en algunas rutinas. Si la relación entre los miembros de la pareja es respetuosa, y no utilizan a los hijos durante y después de la separación, como un medio para conseguir algo respecto al otro, los niños no perderán ni a su padre ni a su madre, y hasta es posible que consigan alguna "ventaja" de toda la situación.

Una vez realizado este ejercicio de toma de perspectiva, deberemos explicarle al niño lo que sucede y los planes que tenemos previstos para un futuro inmediato. Es importante que tomemos la perspectiva que mencioné antes, puesto que al  niño le llegará la, diría que, única información importante de todo lo que le vamos a explicar: nuestro estado emocional. Si verbalmente le explicamos que no va a pasar nada, que simplemente papá y mamá ya no quieren seguir viviendo juntos, de la misma forma que él no quiere jugar con según que amigo con el que antes si lo hacía, pero mientras le damos las explicaciones, nuestro estado emocional denota miedo o angustia, el niño asumirá que la situación es angustiosa y dramática.

Por tanto, bajo mi punto de vista, no es tan importante la explicación verbal, sino nuestro estado emocional mientras lo hacemos. En general, las explicaciones sobre este tema, y me atrevería a decir, que sobre cualquier otro, a un niño, deben de ser adaptadas a su edad, honestas y realistas. De esta manera el niño podrá asumir la nueva situación de forma mas sencilla.

¿Genera algún problema psicológico en los niños el hecho de que la pareja se rompa?. NO rotundo. Los problemas se generan cuando hay una mala separación o un mal matrimonio. Si la separación o el divorcio no conlleva el que dimitamos como progenitores, y esto implica que nuestras decisiones tengan en cuenta en primer lugar el bien de nuestros hijos, la ruptura de la pareja no implicará daño para los hijos. Y si de no generar daño se trata, jamás deberemos de hacerles llegar a nuestros hijos una imagen negativa de la que era hasta ahora nuestra pareja, puesto que ellos no dejarán de ser nunca sus hijos. Por mucho que creamos estar cargados de razones, es muy importante dejar que los hechos hablen por si mismos, y que cada progenitor genere la calidad de relación que puede o quiere con sus hijos.

Piense esto detenidamente: ¿como se sentiría si a usted le hablaran mal de su padre o de su madre, por muchos hechos mas o menos "objetivos" que existieran para hacerlo?¿y si la persona que le habla mal de ellos fuera especialmente apreciada por usted?¿y si además el tono en el que le hablan es ofensivo?.



No hay comentarios: